Cómo son los seguros de los coches de alquiler

Cómo son los seguros de los coches de alquiler

Una guía sencilla y comprensible para que entiendas de un vistazo los seguros de coches de alquiler

Alquila un coche sin costes ocultos
Compara entre las mejores empresas de alquiler de coches.
Oops! Selecciona una localización de recogida del listado que aparece
Ey! Selecciona el día y la hora de recogida
Hora de recogida
Madrugada
0:00
1:00
2:00
3:00
4:00
5:00
6:00
7:00
Mañana-tarde
8:00
9:00
10:00
11:00
12:00
13:00
14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00
Noche
20:00
21:00
22:00
23:00
Falta poco! Selecciona el día y la hora de devolución
Falta poco! La fecha de devolución no puede ser anterior a la de recogida
Hora de devolución
Madrugada
0:00
1:00
2:00
3:00
4:00
5:00
6:00
7:00
Mañana-tarde
8:00
9:00
10:00
11:00
12:00
13:00
14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00
Noche
20:00
21:00
22:00
23:00

Todo lo referente a los seguros de coches suele ser un poco complicado de entender. Aquí te ofrecemos una guía sencilla y comprensible para que no te pierdas.

Lo primero que tienes que saber es que los coches de alquiler no tienen seguros tal y como tienen los coches particulares, sino coberturas, y las condiciones suelen ser algo diferentes a lo que podrías estar acostumbrado.

Las condiciones de las coberturas dependen de cada proveedor, aunque tengan el mismo nombre, y tienen que venir especificadas en los términos y condiciones que firmes al recoger el coche.

Los coches de alquiler no tienen seguros, sino coberturas, y las condiciones dependen de cada proveedor.

Franquicia

La franquicia es la cantidad máxima de dinero que tendrás que pagar en caso de que el coche de alquiler resultara dañado por cualquier causa: desperfecto, accidente, robo...

Para que te hagas a la idea, el importe de la franquicia -que tiene que venir detallado en los términos y condiciones- puede variar de unos cientos a unos miles de euros. Y algunas compañías podrían retener este dinero en tu tarjeta de crédito al firmar el contrato de alquiler.

La franquicia es la cantidad máxima de dinero que tendrás que pagar en caso de que el coche de alquiler resultara dañado.

Cuando devuelves el coche, la compañía comprueba que no hay ningún desperfecto y todo está tal y como firmasteis en el contrato. Si todo está correcto, no te cobrarán nada. Si hubiera algún problema, la compañía te cobrará la parte correspondiente del importe de la franquicia, pero nunca más. A no ser que se demuestre que ha habido negligencia por tu parte. En ese caso la cobertura y la franquicia dejan de tener validez y tendrás que asumir todos los gastos.

Lo mismo ocurre si la compañía ha retenido tu dinero en la tarjeta de crédito. Si no hubiera ningún problema, te lo desbloquearán y no te cobrarán nada. Dependiendo de la compañía, esto podría tardar de diez días a un mes, pues suelen esperar un tiempo prudencial por si les llegara alguna multa o apareciera algún desperfecto. Ten en cuenta que mientras el dinero esté retenido, la compañía de alquiler no lo sacará de tu cuenta pero, al tenerlo bloqueado, tú tampoco podrás hacer uso de él.

El dinero de la franquicia suele quedar retenido en tu tarjeta de crédito. Mientras esté retenido, la compañía de alquiler no lo sacará de tu cuenta pero, al tenerlo bloqueado, tú tampoco podrás hacer uso de él.

¿Y si no quiero que me retengan nada? Tienes que saber que las compañías pueden aplicar dos tipos de retenciones, que parecen lo mismo pero no lo son. Por una parte está la franquicia, asociada a la cobertura, y por otra el depósito.

El depósito y la franquicia te retienen dinero, pero no son lo mismo, aunque lo parezca.

La franquicia, ya te la hemos explicado. Para evitar la franquicia, puedes contratar una "cobertura sin franquicia". El precio es mayor, pero la cobertura se hará cargo de todos los desperfectos y no retendrán dinero en tu tarjeta. Por otra parte, el depósito es una retención que aplican las compañías para cubrirse las espaldas en caso de tener que cobrarte por multas o penalizaciones. Y cada compañía decide si lo retiene o no.

Para evitar la franquicia, puedes contratar una "cobertura sin franquicia". El precio es mayor, pero la cobertura se hará cargo de todos los desperfectos y no retendrán dinero en tu tarjeta.

Entonces ¿me interesa la franquicia? ¿Cómo funciona esto? Veamos un caso real. Quieres alquilar tres días un coche pequeño en Alicante. La "cobertura a todo riesgo con franquicia" te cuesta unos 70€, con una franquicia de 267€. La "cobertura a todo riesgo sin franquicia" te cuesta unos 90€. Para ahorrar, decides coger la opción "con franquicia". Si no tuvieras ningún problema, cruza los dedos, ahorrarías 20€. Pero digamos que tienes un pequeño choque que causa desperfectos por un valor de 250€. Pues te toca pagar 250€ de la reparación. Ahorras 20€ al principio, pero al final pagas 250€. ¿Te compensa?.

Puedes valorarlo en función de tu historial de siniestralidad: si tienes más de un parte al año en tu seguro habitual, la franquicia no suele resultar rentable. Y recuerda que, estadísticamente, tu siniestralidad aumenta con un coche de alquiler.

Te interesa contratar una cobertura sin franquicia si tienes más de un parte al año, pero ten en cuenta que tu siniestralidad aumenta con un coche de alquiler.

Quién es quién en los seguros de coches de alquiler

Seguro obligatorio y de responsabilidad civil frente a terceros, TPL

En inglés lo encontrarás como TPL, o "Third-Party Liability". Todos los coches de alquiler están obligados por ley a incluir el seguro obligatorio del automóvil y el seguro complementario de responsabilidad civil por los daños y perjuicios frente a terceros derivados del uso y circulación del vehículo.

Es el conocido seguro "a terceros", y viene ya incluido en el contrato de alquiler del coche. Cubre la responsabilidad del conductor en los daños que pueda ocasionar a las propiedades de otros, pero no al vehículo de alquiler. También incluye las lesiones que el conductor, tú, origine a otras personas, dentro o fuera del vehículo de alquiler.

Al firmar el contrato de alquiler del coche, estás firmando también, y de manera obligatoria, estos seguros.

Los seguros obligatorio del automóvil y el complementario de responsabilidad civil son obligatorios y vienen incluidos en el contrato de alquiler.

Cobertura Parcial por Colisión, CDW

También lo puedes encontrar en inglés como CDW o "Collision Damage Waiver". Es una cobertura opcional que cubre los daños al vehículo de alquiler. La mayoría de las compañías -¡pero no todas!- la incluyen en el precio del alquiler del coche, además de los seguros obligatorios que hemos mencionado anteriormente.

Viene asociada a una franquicia y, por lo tanto, en caso de accidente o daños en el vehículo de alquiler, lo máximo que tendrías que pagar sería el importe de la franquicia. Por norma general, el CDW no cubre los daños en los neumáticos, las llantas, los bajos, los cristales, las cerraduras, la rotura o pérdida de las llaves o mandos a distancia, la tapicería, el embrague, los cargos por remolque o los daños causados por repostar el combustible equivocado. De todos modos te recordamos que cada compañía define lo que incluye o no incluye esta cobertura. Tendrás que revisar los términos y condiciones de tu contrato.

La CDW es una cobertura opcional que cubre los daños al vehículo. Suele venir incluida en el contrato pero cada compañía define lo que incluye.

Super Cobertura Parcial por Colisión, con o sin franquicia

También lo puedes encontrar en inglés, SCDW o "Super Collision Damage Waiver", o el nombre que se le haya ocurrido a la compañía. Es como el CDW, pero con vitaminas. El equivalente a nuestro querido seguro a todo riesgo. Puede venir asociado a una franquicia, o no.

Suele incluir cosas que la CDW no incluye, como daños en cristales, neumáticos y bajos. Como siempre, tendrás que leer los términos y condiciones para comprobar qué incluye y qué no incluye porque cambia con cada compañía.

Recuerda que si contratas el SCDW sin franquicia, pase lo que pase, el seguro lo cubre todo y tú no tendrás que pagar nada. Si la compañía te lo permite, contratando esta cobertura podrías pagar con tarjeta de débito. Y al revés, si quieres pagar con tarjeta de débito estás obligado a contratar la "cobertura sin franquicia".

La SCDW es una cobertura opcional similar al seguro a todo riesgo. Puede venir asociada, o no, a una franquicia.

Protección contra robo, TP

También llamada cobertura antirrobo o, en inglés, TP o "Theft Protection". Esta cobertura cubre la pérdida del coche cuando lo hayan robado o intentado robar.

En la mayoría de los casos esta cobertura no cubre totalmente el valor del coche, y viene asociada a una franquicia. Por lo tanto, en caso de que te roben, o intenten robar, el vehículo, lo máximo que tendrías que pagar sería el importe de la franquicia. Además, la cobertura antirrobo tampoco cubre los efectos personales. Sin embargo, algunos seguros de viaje, del hogar o de tarjetas de crédito sí podrían hacerse cargo de estos imprevistos.

Ten cuidado, porque en caso de negligencia por tu parte, la compañía podría exigirte la totalidad del valor del vehículo.

La TP es una cobertura adicional que cubre la pérdida del coche cuando lo hayan robado o intentado robar. Viene asociada a una franquicia.

Seguro personal de accidentes, PAI

En inglés PAI, o "Personal Accident Insurance"; También lo pueden llamar "seguro de ocupantes". Es una cobertura adicional que cubre los daños o fallecimiento de los ocupantes, que no suelen estar cubiertos por otras coberturas. Esta cobertura también puede cubrir el robo de los objetos personales que se encuentren dentro del maletero.

Algunos seguros de viaje, del hogar o de tarjetas de crédito podrían hacerse cargo de estos problemas.

La PAI es una cobertura opcional que cubre a los ocupantes.

Cobertura de asistencia ampliada en carretera, RSN

Esta cobertura adicional cubre la asistencia en carretera, pero no cubre el problema o la avería. Es muy útil si tienes un problema con el coche.

RSN es una cobertura opcional que cubre la asistencia en carretera.

¿Qué te recomendamos nosotros?

Antes de nada, recuerda que todas las compañías de alquiler de coches están obligadas a incluir en su contrato el seguro obligatorio y de responsabilidad civil frente a terceros. La mayoría de las compañías, pero no todas, incluye también el CDW. Algo es algo.

Todas las compañías de alquiler de coches están obligadas a incluir en su contrato el seguro obligatorio y de responsabilidad civil frente a terceros.

Si nos preguntas a nosotros te recomendamos que, sin duda, contrates además una cobertura a todo riesgo. ¿Por qué? Porque por muy buen conductor que seas, estás alquilando un coche que no conoces. Las dimensiones son diferentes, como también lo es la maniobrabilidad y la reacción del coche. Además, conducirás por rutas desconocidas, y esto añade un factor de incertidumbre que hará que tu conducción no sea tan segura.

Vale, me habéis convencido. Contrato una cobertura a todo riesgo, pero ¿con o sin franquicia? Si no tienes clara la diferencia, puedes volver a leer la información que te hemos dado previamente sobre las franquicias. Para nosotros la mejor opción es una cobertura sin franquicia. Pagas más al principio pero, en la mayoría de los casos, al final te saldrá barato.

Te recomendamos contratar una cobertura a todo riesgo sin franquicia.

¿Lo tienes más claro ahora? Pues aquí va nuestro último consejo:

Recuerda siempre que estas coberturas, y la franquicia, pierden su validez si causas los daños intencionadamente, por negligencia (p. ej. que conduzcas de manera prohibida o temeraria) o si conduces bajo los efectos de las drogas o el alcohol... ¡Y tendrás que pagar el importe íntegro de los daños!

Las coberturas y la franquicia pierden validez si provocas los daños intencionadamente o por negligencia, y tendrás que pagar el importe íntegro de los daños.