12+1 consejos para ahorrar dinero en tu alquiler de coche en Europa

12+1 consejos para ahorrar dinero en tu alquiler de coche en Europa

Alquilar un coche es la mejor opción para explorar con libertad el destino al que viajas. Esto ha causado que se haya convertido en un gasto importante del presupuesto vacacional, así que es normal que los viajeros busquemos trucos que nos permitan reducirlo.

En MyTripCar somos expertos en alquiler de coches y hemos elaborado esta lista de consejos para ayudarte a ahorrar dinero y evitar recargos o penalizaciones en tu alquiler de coche.

Si tu interés es alquilar un coche en España, hemos creado una guía exclusiva de nuestro país, con todas las claves y trucos para que te ahorres un pellizco cuando alquiles: "Los 15 mejores consejos para alquilar un coche en España".

1. Sigue buscando hasta el día del viaje

Aún quedan unas semanas – o meses – para tu viaje y, como eres una persona organizada y previsora, ya has solucionado el tema del alquiler de coche. ¡Genial!, un dolor de cabeza menos.

Sin embargo, si has reservado con mucha antelación, es posible que, en el intervalo de tiempo que transcurre entre la reserva y la fecha de salida, se produzcan fluctuaciones de los precios del alquiler del coche, pudiendo encontrar el mismo vehículo para el mismo período a un coste inferior. En muchas ocasiones el precio baja a dos semanas de la fecha de reserva.

Esta situación se suele dar en viajes fuera de temporada.

En general, la temporada baja en muchos países europeos se sitúa entre los meses de noviembre a marzo, algunos países como Alemania o Francia tienen una interrupción de la temporada baja en febrero, por vacaciones de Semana Blanca. En Italia, por ejemplo, noviembre y diciembre son los meses con precios más bajos de todo el año, ya que se producen pocos alquileres. También debes de tener en cuenta los festivos nacionales del país al que viajas. Por ejemplo, en Alemania se celebra el 3 de octubre el Día de la Unidad de Alemania.

¿Has alquilado anticipadamente en septiembre para recoger el vehículo en el puente del 1 de noviembre? Es muy probable que encuentres un precio más bajo para la misma fecha de reserva cuando compruebes el precio en octubre.

El truco es este: En este caso, la solución es sencilla: cancelar la reserva inicial y realizar una nueva.

2. Busca descuentos

Si trabajas para una empresa grande, probablemente puedas disfrutar de descuentos, que puedes encontrar en el ‘portal del empleado’ de la empresa. Se trata de una Intranet con descuentos y ofertas para los miembros de un colectivo o de una asociación.

Normalmente, hay una sección de viajes, que ofrece descuentos a sus usuarios. Si quieres saber si tienes derecho a recibir un descuento en el precio de alquiler de alquiler de coche, puedes preguntar en tu empresa, o directamente a la compañía con la que quieres alquilar.

También la pertenencia a algunas asociaciones o programas de algunas compañías aéreas y de viajes, o, incluso, tarjetas de crédito, puede suponerte un ahorro en el precio de alquiler del coche.

Además, permanece atento a los cupones de descuento que ofrecen las mismas compañías de alquiler en determinadas campañas puntuales de atracción de clientes.

3. Paga por anticipado

No siempre pagar por adelantado es sinónimo de un mejor precio. Sin embargo, sí lo es en algunas ocasiones.

Para elegir esta opción, está claro que debes tener tu viaje totalmente decidido y definido, porque las cancelaciones y modificaciones de la reserva del coche pueden – en ocasiones – estar sujetas a cargos y penalizaciones, si no se realizan dentro de los plazos que indican las empresas de alquiler. Por ejemplo, modificar una reserva dentro de las 48 horas previas a su recogida en algunas compañías puede llevar una penalización equivalente al 20% del importe de la reserva. Generalmente, dentro de las últimas 24 horas, la penalización es del 100%.

4. Intenta evitar las oficinas situadas en los aeropuertos

Desde hace unos años, las compañías cobran un recargo en el precio de alquiler de coches que se recogen en instalaciones situadas dentro del aeropuerto y, a veces, estaciones de tren.

En ocasiones, el aumento en el precio es de cierta importancia.

* Precios mostrados son sólo aproximaciones, pueden variar según el Areopuerto y la Empresa de alquiler. Tarifas mostradas en Euros corresponden a alquileres con Enterprise/Alamo, en los Aeropuertos mencionados, con fechas del 03/04/2017 10:00 A.M - 05/04/2017 10:00 A.M . Búsquedas realizadas el 17/03/2017.

País Incremento
Alemania 22%
Austria 17%
Bélgica Tarifa fija: 60€
Francia Tarifa fija: 40€
Grecia (Santorini) Entre 4-7€
Holanda 18%
Italia Entre 15-17%
Inglaterra (Londres-Heathrow) Entre 10-85€
Portugal (Porto) Entre 28-30€
Polonia (Varsovia) Entre 8-28€
Suiza (Zürich) 20%

Te puede convenir alquilar el coche con una empresa que tenga sus instalaciones fuera del aeropuerto. Sin embargo, otras veces, la pérdida de tiempo que implica tener que desplazarte al lugar de recogida y el elevado bloqueo en tarjeta, típico de estas compañías, no compensa el ahorro de dinero.

La mayoría de las compañías de alquiler que tienen sus vehículos en aparcamientos situados fuera del aeropuerto, proporcionan medios de transporte gratuitos para llegar a ellos, pero no todas.

Como en tantas otras cosas, se trata de informarse, comparar y decidir si merece la pena el ahorro.

El truco es este: Coger el coche en una oficina distinta al aeropuerto o la estación de ferrocarril - donde suelen aplicarse las tasas de recargo - pero devolverlo en ellas, porque la tasa solo se aplica a los alquileres originados en esas oficinas.

5. Compara bien entre las distintas compañías

Está claro que el nombre y solera de algunas compañías de alquiler de coches se encuentra muy por encima que el de otras.

Hertz, Avis, Enterprise, Europcar o Sixt (sobre todo en Alemania) se encuentran entre las grandes del sector, pero no debes cerrarte a las demás en una búsqueda que puede reportar un ahorro considerable en el precio de alquiler del coche.

Sin embargo, deberás tener cuidado con los precios mostrados por los diferentes comparadores. En muchas ocasiones, estos ocultan costes adicionales, información sobre bloqueos o incluyen seguros que no tendrán validez para la compañía de alquiler, forzándote a contratar de nuevo uno con ellos.

El resultado de todo ello es que el precio final puede ser superior al mostrado inicialmente. Para evitar estas desagradables sorpresas y poder comparar precios reales de un solo vistazo, nació MyTripCar, el único comparador de precios de alquiler de coches que muestra todos los costes adicionales.

Una vez tengas toda la información de las distintas compañías en tu mano, se trata de elegir en base a ella.

No siempre el precio más barato será el mejor. Hay otras variables como el bloqueo de tarjeta, la política de combustible, tipo y cobertura del seguro y, cómo no, la calidad del coche, la compañía de alquiler y su servicio de atención al cliente.

6. Utiliza tu propio GPS

En una era en la que la tecnología se ha asentado en todos los sectores de nuestra vida, son cada vez menos los viajeros que siguen utilizando los mapas en papel. Es una pena que esta romántica práctica se esté perdiendo, pero es uno de los peajes que la sociedad moderna decide pagar por un avance generalizado.

Esto ha provocado que el GPS sea un elemento fundamental en nuestros viajes por carretera.

Las compañías de alquiler de coches obtienen muy importantes ingresos del alquiler del GPS por parte de sus clientes. Sin embargo, hoy en día casi cualquier Smartphone de gama media es capaz de cumplir perfectamente con esa función de moderno lazarillo de la carretera.

Si viajamos a un país distinto a donde tenemos dada de alta la línea de teléfono móvil, tendremos el problema del roaming. Hoy en día, aplicaciones como Google Trips ofrece la descarga de mapas para uso offline, y Google maps tiene una función especial para guardar en tu móvil mapas de hasta 120.000 Kilómetros cuadrados para consultar offline, es decir, sin consumir datos.

El truco es este: Llévate un cable USB, asegúrate de que el coche elegido dispone de la función de recarga de móvil y descargarte en tu móvil una buena aplicación de GPS. Ahorrarás unos buenos euros en el alquiler de tu coche.

7. Investiga sobre el precio del combustible en las distintas gasolineras

Obviamente, cuando estamos hablando del precio de un viaje en coche, el combustible se convierte en uno de sus factores clave.

Actualmente, puede llegar a haber grandes variaciones en el precio al repostar en una u otra estación de servicio.

Hacer una pequeña investigación sobre los precios que ofrecen las gasolineras del lugar al que vas a viajar, puede ahorrarte una buena cantidad de dinero en el precio de alquiler de coche. En estas páginas puedes informarte del Precio de la gasolina en varios países.

País Página
Alemania Benzinpreis-Aktuell
Andorra Andorra Mania
Austria Tank Billig
Bélgica France Carbu
Dinamarca FDM Benzinpriser
Francia France Carbu
Grecia Fuel.gr
Irlanda Pumps
Italia Prezzi Benzina
Luxemburgo France Carbu
Inglaterra Petrol Prices
República Checa Cesky Benzin
Suiza Carburants.ch
Portugal Mais Gasolina

8. Piensa bien, qué tipo de coche necesitarás para tu viaje

Sí, es cierto que recorrer la Toscana montado en un descapotable, con el sol y el viento acariciando tu rostro creando un éxtasis de sensaciones, es algo que tiene que estar realmente bien. Sin embargo, si lo que quieres es ahorrar en el precio de alquiler de coche, quizás no sea la mejor idea.

El precio de alquiler de coches varía considerablemente dependiendo de la calidad de la gama de coche que elijamos.

Si vas a viajar en pareja ( y sin mucho equipaje) a destinos como París, Berlín, Viena, Lisboa o Roma - la mejor opción es alquilar un coche de pequeño tamaño. El precio de alquiler será menor y, además, ahorrarás en combustible.

En el lado opuesto del espectro, se encontrarán las furgonetas y autocaravanas que, aunque tendrán un precio de alquiler más elevado, te permitirán ahorrar en otros gastos, como alojamiento y alimentación. Descubrir lugares de naturaleza espectacular - Suecia, Austria, Noruega, Suiza – de esta manera, es una auténtica aventura.

A la hora de decidir, debes de tener en cuenta también, los trayectos que harás y las calles por las que conducirás. ¿Visitas una zona montañosa? ¿Cuál es el estado de las calles? ¿Piensas hacer trayectos muy largos? ¿Cuántas personas sois? ¿Necesitas un coche espacioso o mejor uno que sea pequeño y fácil de aparcar? Este tipo de preguntas pueden ayudarte a saber qué tipo de coche necesitas realmente.

9. Infórmate de las regulaciones de Tráfico

A nadie le gustan las multas... ¡Y mucho menos durante las vacaciones!

Es obvio, que hay que cumplir con las normas de circulación básicas, pero a veces, existen otras normas que infringimos sin darnos cuenta, por desinformación. Por esta razón, es conveniente que te informes un poco sobre las normativas de Tráfico del país y /o la región que visitarás.

Un ejemplo de estas normas, que se infringen a menudo por desconocimiento, son las Zonas de tráfico restringido. Estas zonas no tienen barreras visibles, más que un cartel, que a menudo se pasa por alto, o es incomprensible al estar en un idioma que desconocemos. Suelen encontrarse en el centro de grandes ciudades europeas, permitiendo el acceso en coche sólo a los residentes o trabajadores. A veces también puedes circular por estas calles, si te hospedas en un Hotel que se encuentra dentro de la zona restringida.

Su incumplimiento puede ocasionar un gran disgusto postvacacional, cuando llegue la multa. Aquí puedes ver algunos de los países en los que hay estas normativas:

Italia es uno de los países que implementa esta normativa (Zona a traffico limitato- ZTL) para mantener las emisiones de Co2 a raya y preservar su patrimonio histórico en ciudades como Roma, Florencia y Milán entre otras.

En Alemania, existen unas pegatinas identificativas para categorizar las emisiones de gases de los vehículos. Para tener acceso a las “Zonas Medioambientales” de las grandes ciudades - como, por ejemplo, en el centro de Berlín (Umweltzonen) - el vehículo que conduzcas debe llevar una placa verde.

Aunque en el Dactylos de Atenas (el centro histórico) esté limitada la circulación, estás de suerte si eres turista, porque sí se permite la circulación a autobuses, taxis, motocicletas, bicicletas, los vehículos de alquiler y los visitantes con matrícula extranjera.

En el centro de París se lucha contra la contaminación mediante la ley ZAPA, prohibiendo el paso a los 4x4 y coches diésel antiguos.

La zona más céntrica de Londres, el Inner Ring, aplica una especie de peaje (Congestion charge) a los conductores, mediante el reconocimiento de matrícula. Habitualmente se trata de más o menos 13 € ( £ 11.50 ).

10. Evita alquilar el coche fuera del horario de oficina

Comenzar el período de alquiler en un día u horario en el que la oficina de la compañía de alquiler suele estar cerrada, te obligará a pagar un importante recargo en el precio de alquiler del coche.

Infórmate bien de los horarios de apertura de la oficina antes de confirmar la reserva y comprueba también si estará abierta cuando debas realizar la devolución del vehículo. En ocasiones, aunque esté cerrada la oficina en cuestión, puedes aparcar el coche, dejar las llaves en un buzón y marcharte. Sin embargo, de esta manera no estarás presente en el momento de la comprobación de daños al coche y estarás expuesto a cualquier tipo de recargo del que no podrás defenderte, por lo que recomendamos tomar fotos detalladas del coche en el momento de la devolución.

Otra manera de ahorrar en tu alquiler de coche, es tener en cuenta que los precios se calculan por día de 24 horas (no día de calendario), así que si recoges un coche a las 17:00, por ejemplo, y estableces la hora de devolución a las 18:00, pagarás más que si lo devuelves una hora antes.

11. Evita alquilar en pequeñas ciudades

Normalmente, el precio de alquiler de un coche será menor en ciudades en las que existe una mayor oferta de compañías y vehículos. Es la simple ley económica que determina el precio de un bien teniendo en cuenta la oferta y la demanda.

Por ejemplo, si quieres alquilar un coche en Roma, tendrás a tu disposición precios más bajos que si lo intentas alquilar en Pisa o Pescara.

Otro inconveniente puede ser la poca variedad de coches entre los que elegir.

12. Infórmate sobre los peajes

La mayoría de los países cuentan con carreteras de pago. La gran diferencia que puede haber entre unas y otras, es el sistema de peaje que se usa. Informarte con antelación puede mejorar bastante tu experiencia de viaje y ahorrarte disgustos futuros (como en el caso de peajes sin barreras, controlados mediante videovigilancia).

Si quieres ir un paso más allá y ahorrar al máximo, puedes elaborar una ruta que te ayude a evitar peajes.

Esto puede tener una ventaja añadida: al conducir más despacio puedes disfrutar del paisaje... ¡Y ahorrar en gasolina!

En Francia, predomina el sistema de peaje tradicional con pago en barreras, y no son pocas las que aparecerán durante tu viaje. Si viajas en temporada alta debes de ser paciente, ya que se pueden formar largas colas ante las barreras de pago. En esta página puedes calcular tu ruta y ver cuánto y dónde vas a tener que pagar.

Portugal es uno de los países con “peajes invisibles”. Para la circulación de un gran número de carreteras es necesario realizar un pago, que puede variar según la ruta. Se puede realizar mediante la compra de un ticket en las oficinas de correos, áreas de servicio, vía SMS, a través del servicio Easytoll asociando un número de matrícula a una tarjeta bancaria (puedes cancelar el servicio posteriormente) o en los puntos de pago de los mismos. Para estancias largas se puede alquilar un “Dispositivo temporal Vía Verde”, que registra los tramos de peaje que recorres, y tiene hasta 90 días de validez. Si quieres saber más respecto a esto o solicitar uno de los servicios visita la página Portugal Tolls.

En Suiza, la República Checa y Austria los peajes se pagan a través de la compra de unas pegatinas. Si vas a alquilar un coche y moverte sólo dentro de los límites de la frontera de uno de estos países, no te preocupes, casi todas las empresas de alquiler incluyen estas pegatinas, ya que para los vehículos de estos países cuentan como parte de los impuestos anuales. Si pretendes viajar con tu coche de alquiler a uno de estos países, debes de comprar estas pegatinas en la zona fronteriza.

País Precio Compra
Suiza 40 CHF ~ 38€ aprox. A través de correos, Switzerland Travel Center, gasolineras cercanas a la frontera.
Austria 10 días = 8,90€
2 meses = 25,90€
En gasolineras y áreas de servicio
República Checa 10 días = 310 CZK ~ 11,50€ aprox.
1 Mes = 440 CZK ~ 16,30€ aprox.
En zonas fronterizas: áreas de servicio y gasolineras

12+1. No olvides la winterization

Viajar en invierno a países del norte puede ser una bonita experiencia, pero cuando se trata de alquilar un coche debes de ser consciente de lo que conlleva. Si viajas durante un período en el que se esperan nevadas, la conducción se complica muchísimo. Por eso aconsejamos, prescindir, si es posible, de conducir mientras haya nevadas, si no estás acostumbrado a ello.

Es importante saber que, en países como Alemania, es obligatorio equipar el coche adecuadamente ​durante​ ​los​ ​meses de​ ​invierno​. Esto significa principalmente una cosa: neumáticos de invierno. En caso de no llevar este equipamiento y causar problemas en el funcionamiento del tráfico, las multas ascienden a 60-80€.

En Austria la temporada de neumáticos de invierno comienza a partir del 1 de noviembre y se alarga hasta el 15 de abril. En caso de poner en situación de riesgo a otros conductores por no llevar estos neumáticos, la multa ascenderá a 35€ (hasta 5.000€ en caso de accidente).

En Italia, la normativa al respecto varía según la región. Su incumplimiento puede llevar a multas de entre 84€ y 338€.

Francia limita la obligación de neumáticos de invierno sólo a algunas vías (principalmente zonas montañosas). En algunas de ellas se requiere también el uso de cadenas de nieve. Las multas por infringir estas normas pueden ser de hasta 135€.

Afortunadamente, hay muchas compañías de alquiler que ofrecen los coches equipados debidamente e incluyen esto en el precio total del alquiler. Sin embargo, otras compañías se aprovechan de las inclemencias del tiempo y venden este equipamiento necesario como extras que aumentan el precio final de manera considerable.