¿Qué ventajas tiene alquilar un coche?

¿Qué ventajas tiene alquilar un coche?

Porque todos le tenemos cariño a nuestro coche… ¿cuándo es mejor alquilar que viajar en tu propio vehículo?

Alquila un coche sin costes ocultos
Compara entre las mejores empresas de alquiler de coches.
Oops! Selecciona una localización de recogida del listado que aparece
Ey! Selecciona el día y la hora de recogida
Hora de recogida
Madrugada
0:00
1:00
2:00
3:00
4:00
5:00
6:00
7:00
Mañana-tarde
8:00
9:00
10:00
11:00
12:00
13:00
14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00
Noche
20:00
21:00
22:00
23:00
Falta poco! Selecciona el día y la hora de devolución
Falta poco! La fecha de devolución no puede ser anterior a la de recogida
Hora de devolución
Madrugada
0:00
1:00
2:00
3:00
4:00
5:00
6:00
7:00
Mañana-tarde
8:00
9:00
10:00
11:00
12:00
13:00
14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00
Noche
20:00
21:00
22:00
23:00

Hay cinco escenarios en los que la gente alquila un coche:

¡Me voy de vacaciones!

Los viajes no están en primer lugar por capricho: son la opción de alquiler más frecuente. Pero hay diferencia según si el viaje es por placer o por motivos profesionales, con una agenda de trabajo cerrada y donde es importante llegar puntualmente a las citas. Eso implica que en los viajes de trabajo normalmente se escojan coches de tipo Premium (de compañías grandes como Avis, Hertz, Europcar o Sixt), porque no tienen colas de espera en la recogida y la política de combustible es clara y predecible (lo recoges lleno y lo devuelves lleno).

Por el contrario, los viajeros que van a necesitar un coche durante sus vacaciones tienen un presupuesto más ajustado y prefieren invertir el dinero en las experiencias del viaje antes que en el vuelo o el coche de alquiler. Incluso en los últimos años los españoles prefieren alquilar un coche a usar el suyo propio en vuelos turísticos dentro del país, ya que es mucho más cómodo y seguro.

Por ese motivo, los turistas son muy sensibles a las ofertas que ofrecen las marcas low cost (como Firefly, InterRent o Goldcar)… hasta que descubren en el mostrador los gastos escondidos en la letra pequeña, que MyTripCar te muestra a las claras.

Suplementos, bloqueos, tasas, cargos y seguros extras (que nosotros te explicamos de antemano aquí), después de que el usuario haya aguantado una cola de espera enorme. La solución ha aparecido en los últimos años con las agencias de alquiler llamadas medias, como segundas marcas de otras compañías mayores. Nos referimos a Enterprise, Autoclick, Keddy (perteneciente a Europcar), Budget (de Avis), Thrifty (de Hertz) o Rhodium (de Goldcar), y son una alternativa con bloqueos de tarjeta menores y sin tantas colas ni costes sorpresa en el mostrador.

¡Se me ha estropeado el coche!

O, quizá, simplemente le están haciendo una revisión anual. En cualquier caso, ante este incómodo imprevisto, y si necesitas el coche a diario, alquilar será una respuesta efectiva.

El periodo de alquiler puede variar desde solamente un día a algo más de una semana. Muchas compañías de seguros proporcionan en sus pólizas un coche de sustitución. Por ejemplo, Mapfre ofrece coches de Avis, o en los talleres de Peugeot de varias localidades españolas (como Madrid, Barcelona o Valencia) pueden alquilarse coches del propio concesionario dentro del programa Peugeot Mu.

Lo mejor es elegir la oficina de la estación de tren de la compañía, porque están cerca del centro urbano y puedes ir a recoger y devolver el coche de manera más cómoda y con mejores transportes públicos (autobuses y taxis) que si lo haces en el aeropuerto.

Sin embargo, es frecuente que las oficinas de las estaciones de tren estén cerradas de 14:00 h. a 16:00 h., y que cierren a partir de las 22 h. (y si entregas más tarde tienes que pagar un suplemento), mientras en el aeropuerto puedes encontrar oficinas con horario continuo 24 h. y buzones de entrega de llaves.

Además, muchas veces puedes encontrarte con que el precio es más barato en el aeropuerto. Valora si pagar menos te compensa las molestias y consulta qué recargos y diferencias de precio hay entre alquilar en un aeropuerto o en una estación de tren en nuestras guías para alquilar coche por ciudades.

¡Hoy es día de mudanza!

Y como casi nadie tiene en propiedad una furgoneta y hacer Tetris en un turismo es una pérdida de tiempo, alquilar es una solución ventajosa. Puede tratarse de una gran mudanza o de un traslado puntual (de una oficina, unos muebles o, incluso, la típica compra en IKEA).

Se suele recurrir también a las oficinas ubicadas en la estación de tren por la proximidad al centro urbano y las comunicaciones más fáciles que en el aeropuerto. Sixt, Enterprise o Hertz tienen una flota de furgonetas amplia para alquilar en España.

¡Toca hacer unos trabajillos!

El alquiler de furgonetas o pequeños camiones para transporte de mercancías o materiales es una solución muy habitual entre profesionales. En este caso, alquilar te ayuda a poder realizar un trabajo sin tener que invertir en un vehículo que sólo vas a utilizar para tareas puntuales.

Son alquileres realizados habitualmente por gente local (autónomos, profesionales de la construcción o el transporte) que residen en la misma ciudad donde alquilan. De hecho, las oficinas de estas empresas de alquiler suelen estar ubicadas en naves dentro de polígonos industriales, donde suele trabajar o moverse el tipo de cliente al que se dirigen.

¡Tengo una crisis de mediana edad!

Lo comprendemos: quieres probar la sensación de conducir un deportivo como un Lamborghini, Ferrari o Porsche.

Pues el sueño es posible: puedes alquilar en empresas especializadas en coches de lujo como Gevicar (Barcelona), RentBull (Madrid) y One Cars (Ibiza y Mallorca), o con agencias conocidas que también tienen sección de categoría alta, como Sixt. El precio de alquiler rara vez es menor de 600 euros al día, y tienen fianzas muy elevadas como garantía, hasta de más de 4.000 euros para un alquiler de una semana.

Algunas de estas agencias te entregan el coche en cualquier punto de España que desees, y disponen en su flota de otros coches de semilujo, como Mini, descapotables y SUV como Audi Q3, Q5 y Q7, Bentley, Mercedes Clase S y los codiciados nuevos modelos eléctricos como los Tesla. Estas marcas siempre garantizan que el modelo que alquilas es el que recibirás en mostrador, mientras las demás alquiladoras te entregarán un coche que puede coincidir o no con el modelo representativo de la categoría que alquilaste.

¿Y si me encanta alquilar?

Las duraciones más habituales de un alquiler de coche son:

  • Un día.
  • De 1 a 3 días.
  • De 5 días a una semana.
  • Un mes.
  • Más de un mes.

El problema con el alquiler de coches de menos de tres días es que hay unos costes fijos mínimos (por ejemplo tasas de aeropuerto o estación de tren, o de llenado del depósito de combustible), de manera que cuanto más corto es el tiempo de alquiler, el precio por día es más elevado.

Pero también hay problemas con los periodos largos. Las compañías tratan de evitar que una misma persona conduzca un coche durante más de un mes, porque el kilometraje acumulado en ese vehículo reduce el precio de venta posterior. Esto se debe a que las empresas de alquiler de coches renuevan su flota cada año, y procuran que el kilometraje acumulado por cada vehículo esté por debajo de un número concreto (pactado de antemano muchas veces con las propias marcas de coches que los recompran), para no devaluar el valor del coche. Por ese motivo, Goldcar no permite alquileres por un periodo de tiempo superior a los 28 días, y Europcar sólo concede alquileres de más de 60 días si al llegar a los 30 días acudes de nuevo a la oficina de recogida y cambias el coche por otro.

La creciente moda de alquiler de coches entre particulares es una opción interesante en este caso, porque los alquileres de larga duración tienen un precio más asequible que acudiendo a las compañías de alquiler tradicionales, con todos sus requisitos.