¿Qué ventajas tiene alquilar un coche?

Alquiler de coches en Madrid, Barcelona, Málaga, Mallorca... ¿Por qué elegimos alquilar un coche? ¿Cuándo es mejor alquilar que viajar en nuestro propio vehículo?

Oops! Selecciona una localización de recogida del listado que aparece
  • Alicante - Aeropuerto (ALC) Comunidad Valenciana, España
  • Barcelona - Aeropuerto (BCN) Cataluña, España
  • Madrid - Aeropuerto (Barajas) (MAD) Madrid, España
  • Ámsterdam - Aeropuerto (Schiphol) (AMS) Holanda Septentrional, Países Bajos
  • París - Aeropuerto (Charles de Gaulle) (CDG) Isla de Francia, Francia
... más de 1.600 destinos dónde elegir
Oops! Selecciona una localización de devolución del listado que aparece
    Hey! Selecciona el día y la hora de recogida
    Hora de recogida
    Madrugada 0:00 1:00 2:00 3:00 4:00 5:00 6:00 7:00
    Mañana-tarde 8:00 9:00 10:00 11:00 12:00 13:00 14:00 15:00 16:00 17:00 18:00 19:00
    Noche 20:00 21:00 22:00 23:00
    Madrugada 0:30 1:30 2:30 3:30 4:30 5:30 6:30 7:30
    Mañana-tarde 8:30 9:30 10:30 11:30 12:30 13:30 14:30 15:30 16:30 17:30 18:30 19:30
    Noche 20:30 21:30 22:30 23:30
    Falta poco! Click en día y hora de devolución
    Hora de devolución
    Madrugada 0:00 1:00 2:00 3:00 4:00 5:00 6:00 7:00
    Mañana-tarde 8:00 9:00 10:00 11:00 12:00 13:00 14:00 15:00 16:00 17:00 18:00 19:00
    Noche 20:00 21:00 22:00 23:00
    Madrugada 0:30 1:30 2:30 3:30 4:30 5:30 6:30 7:30
    Mañana-tarde 8:30 9:30 10:30 11:30 12:30 13:30 14:30 15:30 16:30 17:30 18:30 19:30
    Noche 20:30 21:30 22:30 23:30
    Devolver en una oficina diferente
    Goldcar
    Europcar
    Enterprise
    Firefly
    Alamo
    Thrifty

    Las ventajas de alquilar un coche dependen del motivo por el que alquilas. Generalmente proporciona una gran flexibilidad, pero hay muchas más razones, que dependen del motivo por el que alquilamos un coche. Hay cinco motivos principales por los que la gente alquila un coche:

    • Un viaje
    • Una mudanza
    • Tengo el coche en el taller y necesito un coche de sustitución
    • Vivir la experiencia de conducir un super deportivo
    • Alquiler profesional de furgonetas o pequeños camiones

    El caso más típico por el que se alquila un coche es un viaje. Puede ser un viaje profesional o turístico. La diferencia es importante, porque un viaje por motivos profesionales es un viaje con una agenda de trabajo cerrada y donde es importante llegar puntualmente a las citas. Eso implica que los viajeros que viajan por trabajo escojan generalmente coches de tipo Premium (Avis, Hertz, Europcar, Sixt) ya que no tienen colas (o es más infrecuente que se formen largas colas) y la política de combustible es clara y predecible (lo recojo lleno, lo devuelvo lleno).

    Sin embargo los viajeros que van a disfrutar de un coche de alquiler durante sus vacaciones tienen un presupuesto más ajustado y prefieren invertirlo en las experiencias del viaje (comer, divertirse, hacer excursiones) que en el vuelo o el coche de alquiler. Por ese motivo son muy sensibles a las ofertas que ofrecen las marcas LowCost, con coches por 7 € una semana, o por 15€ una semana. Son realmente precios que no incluyen todo lo que va a tener que pagar cuando acuda al mostrador a recoger el coche: Hay multitud de gastos añadidos, escondidos en la letra pequeña, que sólo MyTripCar te muestra a las claras. Esos gastos añadidos pueden ser suplementos obligatorios por llenar el coche de gasolina, por recoger en un aeropuerto o estación de tren, recoger en una oficina y devolver en otra, o los bloqueos en la tarjeta de crédito, que pueden ser de más de 1.000€ o se pueden reducir a cambio de contratar un seguro premium sin franquicia que puede costar más de 15€ al día. El resultado es que el usuario, además de hacer unas colas enormes porque el personal del mostrador trata de convencer a cada cliente de cargarle todos esos cargos, se encuentra con que el precio final de un coche de alquiler económico cuesta entre 150€ y 225 €, independientemente del precio con el que hizo la reserva. Sólamente MyTripCar te muestra toda esa información y te permite comparar entre cada compañía de alquiler. Las marcas LowCost que operan en España y en los países europeos más turísticos como Grecia o Italia son Firefly (submarca de Hertz), Goldcar, InterRent (submarca de Europcar). Es interesante destacar que al bajar el precio de los vuelos, muchas veces para viajes dentro de España los españoles ya no viajamos con nuestro propio coche. Es más seguro, muchas veces hasta más barato, mucho más descansado y nos permite disfrutar más si volamos a nuestro destino y al aterrizar alquilamos un coche. Hay que tener en cuenta que en temporada alta (verano) y especialmente en las islas, generalmente faltan coches y además su precio sube como la espuma (y aún así, se agotan), por lo que siempre recomendamos alquilar con antelación.

    Tanto para los viajeros por motivos profesionales como para los turistas, han surgido durante 2014 y 2015 un gran número de segundas marcas dirigidas a un público medio, que valora por un lado no tener que pagar cargos sorpresa en el mostrador, ni tener que hacer largas colas. Generalmente tienen además bloqueos en tarjeta menores (de 150€ a 500€) que en las lowcost (1200€ a 3.250€). Estas marcas “medias” son Keddy (perteneciente a Europcar), Budget (de Avis), Thrifty (Hertz), Autoclick (tienen las oficinas en las proximidades de los aeropuertos), Rhodium (de Goldcar), Enterprise. Es un segmento en el que se espera la llegada en 2016, aún por confirmar, de una marca Media de la empresa Sixt.

    Para el caso de necesitar un coche de alquiler de sustitución, porque tenemos el nuestro en reparación en un taller, el periodo de alquiler puede variar desde solamente 1 día a algo más de una semana, dependiendo del tiempo que tarden en entregarnos el coche. Muchas compañías de seguros proporcionan en sus pólizas un coche de sustitución. Por ejemplo Mapfre ofrece coches de Avis, o en los talleres de Peugeot de varias localidades españolas como Madrid, Barcelona o Valencia pueden alquilarse coches del propio concesionario dentro del programa Peugeot Mu, que está abierto también a cualquiera que necesite un coche de alquiler o incluso una motocicleta. Típicamente recomendamos elegir la oficina de la estación de tren de la compañía que escojamos, porque están cerca del núcleo urbano y podemos ir a recoger y devolver el coche de manera más cómoda y con mejores transportes públicos (autobuses y taxis) que si lo hacemos en el aeropuerto.

    El alquiler de furgonetas o pequeños camiones para transporte de mercancías o materiales es una solución muy habitual entre profesionales. En este caso te ayuda a poder realizar una trabajo sin tener que invertir en un vehículo que sólo vas a utilizar para ese tipo de trabajos, y que al no ser habituales no justifican la inversión. En este caso son alquileres realizados por por gente local (autónomos, profesionales de la construcción o el transporte) que residen en esa ciudad. De hecho las oficinas de estas empresas de alquiler suelen estar ubicadas en naves industriales dentro de polígonos industriales, que es donde suele encontrarse el tipo de cliente al que se dirigen.

    En el caso de Mudanzas, el alquiler de una furgoneta suele ser también una solución muy habitual. También se trata de un público local, que reside en esa misma ciudad y que por un motivo u otro necesita hacer un porte (de una oficina, unos muebles, o incluso la típica compra de muebles de IKEA). Se suele recurrir también a las oficinas ubicadas en la estación de tren por la proximidad al centro urbano y las comunicaciones más fáciles que en el aeropuerto. Sixt, Enterprise o Hertz tienen una flota de furgonetas amplia para alquilar en España.

    Un punto a valorar a la hora de escoger oficina de recogida puede ser la proximidad al centro urbano, por eso para mudanzas o coches de sustitución recomendamos como recogida la estación de tren. Pero el horario de apertura es el habitual de un comercio, incluso es frecuente que estén cerradas de 14:00 a 16:00 (horas típicas de comer en España). El horario de las oficinas ubicadas en los aeropuertos permite una mayor flexibilidad ya que suele ser de 24h, porque si recoges en la oficina de la estación de tren generalmente están cerradas a partir de las 22:00. Si están en las proximidades cierran también, pero te pueden esperar abiertas a cambio de un suplemento de unos 40€. Para la devolución todas suelen tener buzones 24h de recogida de llaves para recogida de llaves fuera de apertura. Puedes consultar según la ciudad, los datos de recargos.

    Si necesitas un alquiler por un día y resides en la ciudad, la estación de tren suele ser el mejor sitio, si el horario de apertura te encaja. Pero muchas veces puedes encontrarte con que el precio es más diferente (más barato) en el aeropuerto. Te toca valorar si la diferencia te compensa las molestias, pero puedes consultar qué diferencia de precio hay entre alquilar en un aeropuerto o en una estación de tren en nuestras guías para alquilar coche por ciudades.

    Para probar la sensación de conducir un superdeportivo como un Lamborghini, Ferrari o Porsche puedes alquilar en empresas especializadas como Gevicar (Barcelona) o RentBull (Madrid). El precio de alquiler rara vez es menor de 600€ al día, y tienen fianzas muy elevadas como garantía de más de 4.000€ para un alquiler de una semana. Te entregan el coche en cualquier punto de España (por ejemplo tienen también oficina en Marbella). Una firma especializada en alquiler de coches de lujo en Mallorca e Ibiza es One Cars. También tienen coches de semilujo como Mini, descapotables y SUV como Audi Q3 y Q5 y Q7, entre otros, además de Ferrari, Bentley y Mercedes Clase S. Estas marcas siempre garantizan el coche que alquilas, es decir no funcionan como las demás en las que alquilas un grupo y luego te toca un coche de ese grupo de similares características que puede coincidir o no con el modelo representativo de la categoría. Otra empresa con la misma política es Sixt (que también dispone de coches de lujo) y Autoclick (en este caso no disponen de coches de lujo).

    ¿Durante cuánto tiempo necesitas el coche?

    Las duraciones más habituales son:

    • Alquilar un día
    • Alquiler de uno a tres días
    • Alquiler de cinco días a una semana
    • Alquileres de duración de un mes aproximadamente
    • Más de un mes

    El problema con el alquiler de coches de menos de tres días es que hay unos costes fijos mínimos (por ejemplo tasas de aeropuerto o estación de tren, o de llenado del depósito de combustible) que cuanto menor es el tiempo de alquiler el precio por día es más elevado.

    Las empresas tratan de evitar que una misma persona conduzca un coche durante más de un mes, porque el kilometraje acumulado en ese vehículo reduce el precio de venta posterior. Hay que recordar que las empresas de alquiler de coches renuevan su flota cada año, y procuran que el kilometraje acumulado por cada vehículo esté por debajo de un número concreto (pactado de antemano muchas veces con las propias marcas de coches que los recompran) para no devaluar el valor del coche. Por ese motivo suelen empresas como Goldcar no permiten alquileres por un periodo de tiempo superior a los 28 días, o empresas como Europcar permiten alquileres de 60 días, pero obligando que al llegar a los 30 días tengas que ir de nuevo a la oficina de recogida y cambiarlo por otro coche, con las molestias que ello supone.

    El alquiler de coches entre particulares es una opción interesante en este caso, porque los alquileres de larga duración tienen un precio más asequible que acudiendo a las compañías de alquiler tradicionales.